martes, 18 de febrero de 2014

Areneras desplazan a familias agricultoras en riberas del río Tuy

Tomado de eluniversal.com

Denuncian que destruyen sembradíos y alteran el curso del agua


EL UNIVERSAL

lunes 17 de febrero de 2014 12:00 AM

El ambientalista Hernán Papaterra denunció que empresas explotadoras y extractoras de arenas y gravas destruyen cauce y riberas del río Tuy, desplazando a numerosas familias campesinas dedicadas por años a la agricultura en la Colonia Mendoza, sectores, Tovar, Las Mercedes y San Antonio de Cúa, en el municipio Urdaneta de Miranda.

"Mientras empresas de maletín y altos funcionarios lucran a expensa del río Tuy y sus recursos naturales, condenan a la miseria y al hambre a humildes comuneros dedicados por años a la agricultura familiar en asentamientos campesinos tradicionales", afirmó el activista.

Explica que esto aumenta el riesgo de caída de puentes, riberas y estructuras aledañas y afecta las aguas subterráneas del río y el uso que le dan al río las comunidades vecinas en sector Tovar, Colonia Mendoza, en Cúa.

Se está alterando además la morfología del río Tuy ocasionando destrucción de hábitat acuático y ripario, con daños aguas arriba y contaminación hasta Barlovento.

Explicó que troneras en las áreas ribereñas del río dejan secuela de destrucción ambiental, pues las areneras talan árboles indiscriminadamente y contaminan las aguas del río con residuos y desechos generados en la operación de maquinaria pesada.

Históricamente los labriegos y pisatarios explotaban las arenas y gravas para construir sus caminos de acceso a las parcelas y levantar sus viviendas. Ahora son despojados de esos beneficios y, por el contrario, intentan desalojarlos de la zona. Las empresas areneras, con permisología supuestamente expedida por autoridades ambientales y municipales, destrozan cultivos en plena producción.

Para ir a la fuente original de este artículo marque aquí

Mi comentario: Intereses oscuros aprovechan nuestras múltiples crisis para destruir nuestro futuro como país y violar nuestros derechos a la salud y a un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado. Necesitamos volver a unirnos para trabajar contra esos intereses no importa si lo hacemos desde el ecosocialismo, desde el ambientalismo o de la simple responsabilidad ciudadana: Venezuela es una sola y su presente y futuro es responsabilidad de todos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada