martes, 18 de marzo de 2014

Mi Río

Imagen tomada de radardelosbarrios-fuerzavenezuela.blogspot.com


A través del correo electrónico me llega este hermoso texto que nos habla de la vivencia real del pueblo y su relación con sus bienes ambientales, así como del increíble caso de la toma del río con fines comerciales, así como de la imputación de líderes comunitarios de Naiguatá, Edo. Vargas por denunciar este caso, y que ya previamente habíamos destacado en este blog. Adicionalmente el mensaje incluye un mensaje de Scarleth Mujica en relación al juicio que se está iniciando.

Por otra parte quizás nunca está de más recordar que según la Ley de Aguas del 2007 en su artículo 5, numeral 10 se lee: “Las aguas por ser bienes del dominio público no podrán formar parte del dominio privado de ninguna persona natural o jurídica”.

Agradecemos al Prof. Nelson Geigel Lope Bello de la Universidad Simón Bolívar por el envío de estos textos.

Finalmente y ante el progresivo cierre, menoscabo, sesgo político o restricción en sus temas, enfoques y fuentes  de los medios de comunicación en Venezuela, cada vez más necesitamos tener acceso a estos medios alternativos para poder seguir estando informados de la realidad de la situación ambiental de nuestro país.


Mi Río

Por allá por los años 1968, cuando en mi pueblo todavía existían los lavanderos públicos y se llenaban los pipotes de agua con las mangueras  que habían de pegarse a las piletas, que también eran públicas, no  había nada mejor que mi río ¡Vamos, cada quien agarre su bojote! Decía mi  madre a  mis hermanas mayores, y se los colocaba encima de sus cabezas, no sin  antes ponerle un rollete de paño. A mí me tocaba cargar con los cambures y mi hermano llevaba la olla, el Kool aid y los panes.

Al llegar al río mi madre sacaba la panela de jabón y la partía en tres,  mis dos hermanas mayores se fajaban a lavar, mientras estregaban,  golpeaban  contra las piedras las piezas más sucias, nosotros los más pequeños ayudábamos a construir los pozos, habían piedras enormes que las  utilizábamos como trampolín; corrientes para deslizarnos como toboganes.

Entre nadar, pescar camarones, saltar entre las piedras, comer mangos, se  nos iba el día.

Los fines de semana, cuando llegaban amigos de Caracas, nos íbamos y se preparaban grandes sancochos, donde el caldo nos lo daban en taparitas y nos sentaban alrededor de hojas de cambur con lo que llamaban el seco (los pedazos de carne y verdura). Al pasar de los años mi río nos quedó para compartir, los ratones (resacas) de los días festivos, todos al  río a sacar el ratón, con la familia, y de vez en cuando pescar unos camaroncitos, los cumpleaños, los bautizos, las caminatas con la Virgen de Coromoto, hasta se estaba proyectando la cría de camarones como un atractivo a los turistas y una sustentabilidad para mi pueblo.
Mi río, dejo de ser mío cuando llego el progreso en 2010, lo tienen secuestrado, se coinvirtió en un desierto, crearon una ciudad de piedra picada, arena y aguas sucias, maquinarias y camiones por doquier, “-NO  HAY PASO-“, “-PROHIBIDO PASAR-“ , son los letreros que en medio de este desierto  se leen en lo era “Mi Río”.

Autora: Eñita Hernández
(Dirigente vecinal de la Parroquia Naiguatá)
Barricada: Órgano Informativo de la Unión de Lucha Vecinal (U.L.V.)  Año I  / Nº 04 / 2014

______________________________________________________________________________

Este lunes 17 de marzo a 1:00PM, se llevará a cabo el juicio contra la dirigente vecinal de Naiguatá Sra. Zulay Molina, demandada por el Capitán Luís Ramírez para resarcimiento de su patrimonio moral. Éste militar es representante de la empresa que realiza explotación minera en las cuencas  de los río Camurí Grande (en el Campus de la USB, Sede del Litoral) y  Naiguatá. Allí estaré atestiguando y acompañando lo que considero una causa justa, la que no debe ser tratada como un caso privado, ya que está  vinculado con una empresa que representa intereses gubernamentales (Gobernación de Vargas) y de un funcionario público quien la preside y quien simula ser víctima. El único delito de esta señora fue informar sobre un soborno al que había sido sometida por parte de este funcionario militar, para callar su voz de protesta, contra lo que se considera un Ecocidio.

Todos los involucrados directa e indirectamente, así como los dolientes y defensores del ambiente, estamos haciendo un llamado a la  “participación masiva (no solo los habitantes de Naiguatá y de cualquier parte de Vargas,  sino también a la comunidad universitaria de la USB) este lunes 17 de marzo, en los tribunales (El Playón, Parroquia Macuto, Edo. Vargas) a la  1:00PM.” Debe haber presión, este juicio debe revertirse contra los culpables de cometer Ecocidio, de mentir, manipular, sobornar y amedrentar  a personas de la comunidad, de acusar de terroristas a quienes osan denunciar todas las consecuencias que deja la explotación indiscriminada de estas empresas de la Gobernación de Vargas. El gobierno pretende hacer ver las cosas así: los que denuncian a las empresas canteras en Vargas por la forma indiscriminada de explotación minera y sus consecuencias son "escuálidos y terroristas" y los que callan y dicen que el ambiente incluso  ha mejorado y la comunidad ha sido beneficiada, son "revolucionarios". La defensa del ambiente es un valor universal de mucha importancia, la naturaleza no distingue color político a la hora de ofrecer sus bondades y al momento de impactar.

En el expediente anexan como una de las evidencias un escrito que realicé para un órgano divulgativo local del Comité de Lucha Vecinal  llamado "Barricada", el artículo se titula "Ecocidio en la Parroquia Naiguatá", es por ello que me voy a presentar como testigo y me uno al llamado de presencia masiva en los tribunales durante el juicio.

Scarleth Mujica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada