domingo, 22 de junio de 2014

Peligra salud de los carabobeños por elevada contaminación del agua potable

Desde hace cinco años se detectó el problema en los embalses que surten al embalse Pao Cachinche así como el deficiente funcionamiento del sistema de potabilización, pero nada se ha hecho hasta ahora, afirma Germán Benedetti, ex diputado del Legislativo carabobeño.


Embalse Pao-Cachinche. Imagen toamda de eluniversal.com



MARIANELA RODRÍGUEZ |  EL UNIVERSAL
domingo 22 de junio de 2014  11:41 AM

Valencia.- Desde hace por lo menos cinco años la distribución del agua potable en el estado Carabobo no cumple con lo establecido en el artículo 36 de la Ley Orgánica para la Prestación de Servicio de Agua Potable y Saneamiento sobre la calidad del vital líquido. Esta situación está generando problemas de salud en la población, según las denuncias hechas por especialistas en materia ambiental y por los usuarios que con frecuencia protestan tanto por las fallas en el suministro como por la mala calidad del agua.

El problema radica en la elevada contaminación de los embalses que surten al embalse Pao Cachinche así como el deficiente funcionamiento del sistema de potabilización.

Germán Benedetti, ex diputado del Legislativo carabobeño quien durante su gestión hizo un detallado seguimiento al problema, ha dicho que el agua distribuida en esta entidad no es apta para el consumo humano y además es perjudicial para el bienestar integral de las personas.

A su juicio desde el año 2007, cuando comenzó el trasvase del Lago de Valencia hacia los embalses, se debió decretar la emergencia sanitaria de forma permanente porque se trata de 5.300 litros por segundo de agua no tratada que son vertidos en las represas. Esta situación ha causado que los embalses hayan perdido su condición de agua dulce y ahora sean de agua salobre lo que impide que las plantas potabilizadoras puedan tratar el agua.

Una instancia que ha denunciado también el problema y ha solicitado una investigación sobre esta situación, es el Movimiento por la Calidad del Agua, cuyos voceros explican que los parámetros de componentes del agua superan los máximos permitidos y un ejemplo es el aluminio cuya concentración debería ser de 0,20 miligramos por litro y la verdad es que se encuentra en 0,44 es decir casi un 120% superior a lo estipulado según las últimas cifras publicadas por Hidrocentro.

Otro elemento fuera de rango en el agua es el cloro que debería ser de 0,5 miligramos por litro está actualmente su nivel es de 1,2 miligramos. También el hierro y el color se encuentran en el límite del máximo permitido mientras que la turbiedad que no debe exceder las 5 unidades nefelométricas se ha mantenido en entre 4,5 y 5,3 unidades.

Benedetti refiere que la situación de la contaminación agua de los embalses que surten al sistema de distribución regional del centro de la empresa hidrológica, ha sido denunciada de forma reiterada entre los años 2009 y 2014, ante el Ministerio Público, el Instituto para la salud de Carabobo (Insalud), la Secretaría de Ordenamiento Territorial, Ambiente y Recursos Naturales (Sotarn); los ministerios de Ambiente y de Salud; Hidrocentro, la Asamblea Nacional, el Juzgado 3 de Valencia, Defensoría del Pueblo, el Consejo Legislativo de Carabobo y la Contraloría General del estado Carabobo.

Fuentes vinculadas a Hidrocentro explican que la Planta Potabilizadora Alejo Zuloaga no fue diseñada para tratar el tipo de agua proveniente del Lago de Valencia que desde hace muchos años recibe desechos orgánicos, inorgánicos e inclusive escorias industriales.

El agua del lago posee grandes cantidades de nitrógeno, fósforo, materia orgánica, desechos químicos, metales pesados, cianobacterias (microalgas) y desechos radioactivos que no son tratados debidamente pues la planta de tratamiento de aguas residuales "Los Guayos" trabaja de forma ineficiente.

Otro afluente del Embalse Pao-Cachinche es el río Paíto al cual se vierten aguas residuales domésticas con valores altos de nitrógeno, fósforo, detergentes, aceites, grasas y animales muertos descompuestos, entre otros elementos. Es por eso que Hidrocentro se ve en la necesidad de utilizar altas cantidades de cloro.

Para ir a la noticia en su fuente original marque aquí

Nota de Alejandro: Es muy poco lo que se puede agregar a esta noticia que refleja uno de los problemas ambientales más graves de Venezuela y que ha sido manejado con enorme irresponsabilidad por parte de los organismos competentes encargados de la gestión del agua en el país. No tengo la menor idea cómo es posible jugar o ser negligente con la salud de millones de venezolanos, al mantener esta situación e intentar ocultarla bajo la alfombra con medidas judiciales ilegítimas que conculcan tanto nuestro derecho a la salud como el derecho a la participación protagónica del pueblo. No existen razones ni económicas, ni técnicas, ni políticas que puedan justificar la inacción en este caso.Creo que es hora de exigir al gobierno venezolano la solución inmediata y efectiva de este problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada