domingo, 5 de abril de 2015

Más noticias sobre el agua: 39,2 % de la población nacional no recibe agua todos los días


Imagen tomada de: www.el-nacional.com



Recientemente se celebró el Día Mundial del Agua. Como parte de esta conmemoración, el que para ese momento era el Ministro de Ecosocialismo, Vivienda y Hábitat, Ing. Ricardo Molina, informó que Venezuela había alcanzado y superado la meta establecido en los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas ya que en el país un 94% de los hogares tenían acceso al agua potable.

Para ese momento en este mismo blog hicimos algunas consideraciones al respecto de la diferencia entre poner un tubo y suministrar agua y la necesidad de establecer programas serios de gestión de nuestros recursos hídricos. 

Pero ¿Cuál es la realidad de Venezuela en materia de agua potable y saneamiento? ¿Existe realmente un acceso casi total al agua en Venezuela?

Este excelente artículo publicado en El Nacional el 5 de abril, con la firma de Emily Avendaño parece responder a estas preguntas.


39,2 % de la población nacional no recibe agua todos los días

El sistema de distribución amerita mantenimiento preventivo y correctivo, y es necesario proteger las cuencas, construir más embalses y poner operativo el sistema Tuy IV


EMILY AVENDAÑO
EAVENDANO@EL-NACIONAL.COM
5 DE ABRIL 2015 - 12:01 AM

Donde menos disponibilidad hay de recursos hídricos, allí se concentra la mayor parte de la población venezolana; entre otros factores, eso causa que haya problemas con la prestación y distribución del servicio. 39,2 % de los habitantes en todo el territorio nacional no recibe agua todos los días, de acuerdo con la Encuesta sobre Condiciones de Vida Venezuela 2014, efectuada por las universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar.

Alfredo Cilento, quien estuvo a cargo del capítulo del estudio relacionado con la vivienda y sus servicios, señaló como una de las razones para la ausencia del líquido las diferencias de altura que hay en el valle de Caracas, por lo que la presión del agua no siempre es suficiente en las zonas más altas de la ciudad para satisfacer esta necesidad y además causa el reparto desigual del recurso.

“El agua llega por bombeo y la red de distribución es muy antigua; hay tuberías que tienen muchos años, que se dañan constantemente y paradójicamente si aumentaran la presión se terminarían de dañar. No hemos actualizado todos los sistemas de captación, almacenamiento y distribución de agua para garantizar un suministro continuo”, afirmó Cilento.

La investigación determinó que 83,6% de los hogares recibe el agua por el sistema de acueductos. Sin embargo, solo 60,8% de ese grupo tiene acceso al líquido todos los días, a diferencia de 1,6% de los encuestados que aseguró que pese a contar con tuberías nunca recibe el agua por esa vía. Quienes no tienen acueducto (16,4% de los consultados) se valen de pilas, estanques o camiones cisternas para tener acceso al agua.

Desigualdad. Aunque la dotación de agua en Caracas es de 510 litros por persona por día (lpd), hay sectores en los que la dotación es menor a 150 lpd, como El Junquito, Petare, Hoyo de la Puerta, Turgua, Filas de Mariches y los alrededores de la autopista Guarenas-Guatire, y otros en los que la dotación supera los 1.000 lpd como el casco central de Caracas, Fuerte Tiuna, Sabana Grande, Chacao, Bello Monte o Las Mercedes, según el estudio “Análisis de los servicios de agua potable y alcantarillado sanitario en la ciudad”, elaborado por Róger Martínez, especialista en estudios de redes y servicios.

Para Norberto Bausson, exvicepresidente de Operaciones de Mantenimiento de Hidrocapital, se origina un volumen grande de agua que se encuentra mal distribuido. Afirma que una forma de corregir esta situación es con la instalación de medidores: “Se requieren más de 200.000 medidores en los hogares y una red de macromedidores. Lo que no mides no lo puedes gerenciar bien. Una poceta dañada equivale a la pérdida de 1.000 lpd, pero como no hay medidor eso no se refleja en la factura”.

En mayo se cumplirá un año de la aplicación del Plan Especial de Abastecimiento de Agua Potable, por parte de Hidrocapital. Bausson dice que el limitación se mantendrá: “El racionamiento no obedece a problemas de sequía, sino a incapacidad del sistema. Hay un déficit de 2.000 litros por segundo que no podrá superarse hasta que no se incorpore el Tuy IV al sistema de producción, lo que permitirá incorporar inmediatamente 3.500 litros por segundo”.

Añadió que el racionamiento podría afectar la calidad del agua. “El sistema de acueductos no está diseñado para trabajar de forma intermitente; cuando eso sucede la tubería acumula aire, lo que propicia la aparición de bacterias aeróbicas y no hay planes de limpieza interna de tuberías. Además, es necesario entrenar mejor al personal”.


Para seguir leyendo la noticia en su fuente original marque aquí


No me queda más que tener la esperanza de que el nuevo Ministerio de Ecosocialismo y Aguas (cuando finalmente sea creado de manera legal) entienda que esta es la realidad que tenemos y que tenemos que trabajar todos por cambiarla, sino no tendremos ni agua, ni progreso, ni desarrollo y menos aún Patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada